• León Sierra Páez

El Teatro Clásico

Hoy, en mis clases, Estefanía Robayo y Fernanda Cadena, alumnas de tercer nivel del estudio de actores, ensayaron por segunda ocasión Las Troyanas de Eurípides.

La andadura de nueve años, casi, empieza a construir un estado que va más allá de los intercambios cotidianos con los alumnos. Las clases son, ahora, un continente de sabiduría madura y signos por descifrar.

Últimamente digo, a manera de provocación, que no formo actores, sino, en el mejor de los casos, público especializado. Soy injusto, aunque por exigencia con ellos, actores y actrices del estudio, que en su pequeño proceso, luchan por descubrir, conmigo, aquello que significa qué es ser actor, en un país, donde se ha aniquilado el medio teatral, a manos de los propios hacedores.

No hay medio, sin embargo, más de veinte empeñosos actores aprendices, se esfuerzan en conmovedores encuentros, por las tardes, en las clases del Estudio.

11 vistas
Posts destacados
Lo más reciente